viernes, 7 de julio de 2017

Sangre y Fuego: Los Misterios que encierra la Ciudadela

"Persiguiendo al Dragón, Parte 1: Analizando a un Alquimista"

por MASTERROOSEMAN, publicado el 6 de Diciembre de 2016

https://warsandpoliticsoficeandfire.wordpress.com/2016/12/06/chasing-the-dragon-part-1-analyzing-an-alchemist/

Había tantos lectores leyendo los libros con tanta atención que estaban lanzando algunas teorías y mientras algunas de esas teorías eran especulaciones divertidas - y creativas, algunas de las teorías son correctas. Al menos uno o dos lectores reunieron las pistas extremadamente sutiles y oscuras que había plantado en los libros y llegaron a la solución correcta. (George R. R. Martin, Entrevista de Vanity Fair, 2014).

Los libros de George R. R. Martin están llenos de pistas que, cuando se juntan correctamente, nos pueden dar una comprensión mucho más profunda de la historia. Algunos de sus misterios son fáciles de resolver, ya que sólo requieren combinar un puñado de pistas. Ejemplos como "¿Cuál es el ingrediente secreto en los pasteles de carne de Wyman Manderly?"

Pero las soluciones a los misterios simples pueden convertirse por sí mismas en pistas, y formar una red compleja de conexiones que es mucho más difícil de desenredar.

En esta serie, nos sumergiremos profundamente y averiguaremos lo que podamos acerca de las criaturas que conforman la mitad de la ecuación de Canción de Hielo y Fuego: Dragones. ¿Qué pistas nos han faltado, y qué nos pueden decir sobre su rol final en la historia?

Si queremos resolver las grandes preguntas, entonces debemos comenzar por las pequeñas. Una conclusión equivocada puede conducir a la siguiente, y antes de darnos cuenta, estaremos especulando sobre la historia basada en suposiciones completamente falsas.

Así que vamos a intentar un enfoque fragmentado y explorar varios temas, uno a la vez. Tomaremos el texto como base, y sólo sacaremos conclusiones de las que podemos estar razonablemente seguros. Si no podemos encontrar una respuesta a una pregunta bien apoyada por el texto, entonces no trataremos de forzar una solución. En su lugar, vamos a poner estas preguntas a un lado, con la esperanza de poder responder a ellas en un momento posterior. En partes futuras, tendremos que estar listos para revisar nuestras conclusiones anteriores, cuando no estén alineadas con la nueva evidencia.

A su tiempo, trataremos de encontrar respuestas a preguntas como estas:

¿Qué personajes se están perfilando para convertirse en los más importantes?

¿Quién quiere los dragones de Dany, y con qué propósito?

¿Se puede confiar en las profecías?

¿Por qué la Esfinge no es el acertijo?

¿Qué gloria le espera a Victarion Greyjoy?

¿Las llamas más brillantes proyectan las sombras más oscuras?

¿Qué es la Canción de Hielo y Fuego?

Todavía no estoy seguro de qué vueltas y reveses va a tomar este viaje. Pero vamos a empezar con nuestro primer tema y ver hacia dónde nos lleva.

Introducción

Desde su aparición en Festín de Cuervos, el misterioso Alquimista ha sido un tema popular de la especulación de los fans. Mientras que los fans han reunido algunas de las pistas que George ha esparcido a través de sus libros, todavía no hay consenso sobre las intenciones del Alquimista y cómo se vincula a la historia más grande.

En este ensayo nos vamos a centrar en el Prólogo de Festín de Cuervos. Veremos si podemos encontrar temas y conexiones que nos puedan decir más sobre quién es el Alquimista, qué está haciendo y con quién está trabajando.

Una teoría sólida necesita unas patas sólidas para apoyarse, así que primero restableceremos algunos hechos del Prólogo que podríamos haber olvidado.

Luego veremos qué conclusiones podemos extraer, y determinar si cuentan una historia que es consistente dentro de la narrativa más amplia, además de ser apoyada por evidencia del texto.

Finalmente, vamos a evaluar nuestra teoría y llegar a algunas ideas sobre dónde ir a continuación.

 

¿Qué sabemos?

 

Artwork by /u/viiva

 

Refresquemos nuestra memoria sobre el alquimista y algunos otros hechos revisitando el Prólogo de Festín de Cuervos.
El personaje con punto de vista es un chico llamado Pate, que ha sido un novato sin éxito en la Ciudadela durante cinco años.
Se le ha dado la tarea de cuidar al Archimaestre Walgrave y sus cuervos blancos, en el Grajal en la Isla de los Cuervos. Walgrave solía ser la voz experta en la crianza y cuidado de cuervos, pero últimamente, tiene fama de que su mente divaga.
Pate está enamorado de una chica llamada Rosey, hija de una de las sirvientas de servicio en El Cálamo y el Pichel la posada 24 horas de Antigua ubicada en una pequeña isla en el Aguamiel. Su madre ejemplar ha decretado que quienquiera que pague un dragón de oro conseguiría tomar la virginidad de Rosey.
Tres días antes del Prólogo, Rosey pone a Pate en contacto con un hombre misterioso que conocido como "Alquimista".
[...] Casi sonaba como si los ruiseñores trinaban oro por hierro, oro por hierro, oro por hierro. Lo cual sonaba extraño, porque eso era lo que el desconocido había dicho la noche en que Rosey los reunió. “¿Quién es usted?” demandó Pate, y el hombre respondió “Un alquimista. Puedo transformar el hierro en oro.” Y entonces la moneda estaba en su mano, bailando sobre sus nudillos, el suave oro amarillo brillando a la luz de las velas. En una cara tenía un dragón de tres cabezas, en la otra la cabeza de algún rey muerto. Oro por hierro, recordó Pate, no lo harás mejor. ¿La quieres? ¿La amas? "No soy ladrón", le había dicho al hombre que se llamaba a sí mismo alquimista: "Soy un novato de la Ciudadela". El alquimista había inclinado la cabeza y dijo: "Si lo reconsideras, volveré aquí en tres días, con mi dragón. " (Festín de Cuervos, Prologo)
De esto podemos deducir que el alquimista pidió a Pate que robara algo para él y le ofreció un dragón de oro a cambio. La elección de convertirse en un ladrón por un lado, o una vida con Rosey por el otro, ha sido difícil para Pate.
Más adelante en el capítulo nos enteramos de qué es exactamente lo que el Alquimista quería que Pate adquiriera para él:
La parte más difícil había sido agazaparse sobre sus manos y rodillas para tirar de la caja fuerte de debajo de la cama del Archmaestre Walgrave [...]
En el interior, Pate había encontrado una bolsa de ciervos de plata, un mechón de pelo amarillo amarrado en una cinta, una miniatura pintada de una mujer que se parecía a Walgrave (incluso su bigote) y un guante de caballero hecho de acero. El guante había pertenecido a un príncipe, dijo Walgrave, aunque no podía recordar a cuál. Cuando Pate lo sacudió, la llave cayó al suelo. Si lo recojo, soy un ladrón, recordó pensar. La llave era vieja y pesada, de hierro negro; Supuestamente abría todas las puertas de la Ciudadela. Sólo los archimaestres tenían esas llaves. Los otros llevaban las suyas encima o las escondían en algún lugar seguro, pero si Walgrave hubiera escondido la suya, nadie la volvería a ver. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Pate se enfrentó a la decisión de convertirse en un ladrón al robar la llave de hierro del archimaestre Walgrave, que abría todas las puertas de la Ciudadela. Con la Ciudadela siendo el centro del conocimiento en Poniente, la llave de Walgrave era excepcionalmente valiosa. Pero debido a la dudosa condición mental de Walgrave, Pate sabía dónde encontrar su llave.
Así que después de tomarla, Pate regresó a El Cálamo y el Pichel tres días después, para reunirse con el Alquimista y recoger su dragón dorado.
Tres días habían pasado. Pate había vuelto a El Cálamo y el Pichel, sin saber todavía lo qué era, pero en vez de al alquimista había encontrado a Mollander, a Armen y a la Esfinge, con Roone a cuestas. Habría suscitado sospechas de no unirse a ellos. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Cuando Pate regresó al Cálamo y el Pichel, esperaba encontrar al Alquimista aguardándolo. En cambio, encontró a un grupo de sus amigos celebrando que Alleras la Esfinge forjó su eslabón de cobre. Intentando actuar con calma, Pate se unió a la celebración. Así que pasó tiempo con sus amigos hablando, bebiendo y viendo a Alleras disparar manzanas al aire. Durante ese tiempo, él se puso más y más nervioso porque el Alquimista estaba ausente.
En cierto momento, aparece un joven y desagradable señor llamado Leo Tyrell. Comienza a insultar a todo el mundo y se comporta como un idiota ante todos. Cuando continúa alabando las opiniones del Archimaestre Marwyn e insultando a la Ciudadela, el grupo pronto se cansa de él y decide volver a casa.
Excepto por Pate, que quiere quedarse un rato más, porque todavía espera que el Alquimista aparezca. Él recibe un poco más del abuso verbal de Leo, pero cuando finalmente llega el amanecer, él concluye que la reunión no va a suceder y se marcha.
En alguna parte del camino de regreso a la Isla de los Cuervos, el Alquimista aparece de la nada y saluda a Pate. Le explica que no quería acercarse a él mientras estaba con sus amigos, así que esperó y luego siguió a Pate en su camino a casa.
Después de que ambos se ponen de acuerdo para hacer el intercambio, el Alquimista insiste en hacerlo en un lugar menos público en su lugar y comienza a guiar el camino, por lo que Pate no tiene más remedio que seguirlo. Cuando alcanzan un estrecho callejón, Pate decide que han ido lo suficientemente lejos, y el Alquimista está de acuerdo.
“Quiero mi dragón.”
“Por supuesto.” La moneda apareció. El alquimista la hizo girar por sus nudillos, como lo había hecho cuando Rosey los reunió. A la luz de la mañana, el dragón brillaba al moverse, y le daba a los dedos del alquimista un resplandor dorado.
Pate la tomó en su mano. El oro se sentía caliente contra su palma. Se la llevó a la boca y la mordió de la misma forma en que había visto a otros hombres hacerlo. A decir verdad, no estaba seguro de a que debía saber el oro, pero no quería parecer un tonto.
“¿La llave?” preguntó amablemente el alquimista.
Algo hizo a Pate vacilar. "¿Es algún libro lo que quieres?" Algunos de los viejos pergaminos Valyrios debajo en las bóvedas cerradas se decía que eran las únicas copias que sobrevivían en el mundo.
“Lo que yo quiero no es de tu incumbencia.”
“No.” Ya está hecho, se dijo Pate. Vete. Vuelve corriendo al Cálamo y el Pichel, despierta a Rosey con un beso, y dile que ella te pertenece. Sin embargo, aún se demoraba. "Muéstrame tu cara." (Festín de Cuervos, Prólogo)
Pate toma el dragón de oro y rápidamente se lo mete en la boca. Pero cuando el Alquimista quiere la llave a cambio, Pate vacila e insiste en ver primero el rostro del hombre.
“Como quieras.” El alquimista se quitó la capucha.
Era sólo un hombre, y su rostro era sólo un rostro. El rostro de un joven, ordinario, con las mejillas grandes y la sombra de una barba. Una cicatriz se reflejaba ligeramente en su mejilla derecha. Tenía una nariz ganchuda y una mata de cabellos densos negros que se rizaban alrededor de sus orejas. No era una cara que Pate reconociera. "No te conozco."
“Tampoco yo.”
"¿Quién eres tú?"
"Un extraño. Nadie. En realidad. "(Festín de Cuervos, Prólogo)
El alquimista se pone de acuerdo y se quita la capucha. Pate no reconoce su rostro, y no se le ocurre ninguna otra pregunta que hacer.
Lamentablemente, este será el final de la breve investigación de Pate sobre la identidad del Alquimista.
"Oh." Pate se había quedado sin palabras. Sacó la llave y la puso en la mano del extraño, sintiéndose mareado, casi aturdido. Rosey, se recordó a sí mismo. “Entonces ya terminamos.”
Estaba a medio camino por el callejón cuando los adoquines comenzaron a moverse bajo sus pies. Las piedras estan lisas y húmedas, pensó, pero no era eso. Podía sentir su corazón martillando en su pecho. "¿Qué está pasando?" dijo. Sus piernas se habían convertido en agua. "No entiendo."
"Y nunca lo hará", dijo una voz tristemente.
Los adoquines se apresuraron a besarlo. Pate trató de gritar pidiendo ayuda, pero su voz también fallaba. Su último pensamiento fue hacía Rosey. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Así que en pocas palabras: Pate roba una llave que abre todas las puertas de la Ciudadela para un hombre que se llama Alquimista. Como recompensa, él le prometió un dragón de oro, con el que quiere comprar la virginidad de la chica que ama. Después de morder la moneda y entregar la llave, el Alquimista revela su rostro, y Pate cae muerto.
¿Qué podemos inferir?
En esta parte vamos a utilizar el texto para sacar algunas conclusiones sobre el Alquimista y su misión. Las principales preguntas que vamos a explorar son:
·        Quién es el Alquimista
·        Qué está haciendo en Antigua
·        Con quién está trabajando
El tema del prólogo
Artwork by Fantasy Flight Games

Antes de explorarlo, vamos a empezar por buscar un tema subyacente en el prólogo.
Al buscar evidencia, siempre es bueno tener algo con que chequear si vamos en la dirección correcta. Si la evidencia conduce a conclusiones que se alinean con el tema, entonces es una buena señal.
Así es como comienza el capítulo:
"Dragones", dijo Mollander. Tomó una manzana marchita del suelo y la movió de una mano a otra.
"Tira la manzana", instó Alleras la Esfinge. Deslizó una flecha de su carcaj y la colocó en su arco.
"Me gustaría ver un dragón." Roone era el más joven de ellos, un muchacho regordete que todavía no había alcanzado la edad adulta. "Me gustaría mucho". (Festín de Cuervos, Prólogo)
"Dragones" no es sólo la primera palabra del Prólogo, también es el tema de toda la conversación.
Es fácil pasarlo por alto, ya que Pate está mucho más preocupado por Rosey que por participar en la conversación, pero esencialmente de lo que están hablando es de dragones, así que no nos vamos a molestar en citar cada pasaje.
En su lugar, he aquí un breve resumen de las opiniones de los personajes:
·        Roone es un niño que parece estar fascinado por los dragones, pero se mantiene fuera de la discusión y permite a los chicos mayores debatir.
·        Armen el Acolito no cree respetables las historias de los marineros sobre los dragones. Sólo confía en cosas que pueden ser probadas y comparte la visión condescendiente de la Ciudadela sobre la magia.
·        Mollander cree en las historias sobre dragones en el Este. Él reconoce que las historias individuales pueden ser poco confiables, pero piensa que hay demasiadas de ellas para desecharlas como tonterías.
·        Alleras la Esfinge es el único que parece haber descubierto la verdad por sí mismo. Indica una conexión entre las historias de los marineros y Daenerys Targaryen, pero la conversación es interrumpida por Leo Tyrell antes de que Alleras pueda terminar su punto.
·        Leo Tyrell también tiene una opinión sobre el asunto, pero volveremos a él muy pronto.
La conversación termina cuando los amigos están hartos de Leo y deciden irse a casa.
Así que si hay un tema consistente en este Prólogo, es este: Dragones.
Un recordatorio muy importante antes de seguir adelante: El tema es algo que debemos mantener en el fondo de nuestra mente, pero no queremos cometer el error de hacer que cada pieza de evidencia que encontramos encaje con el tema de inmediato. Forzar los hechos a ajustarse a nuestra teoría sólo logrará una cosa: Hacernos ver estúpidos cuando salga el próximo libro.
En su lugar, seguiremos atentamente al texto y no sacaremos conclusiones que requieran suposiciones innecesarias.
Veamos hasta dónde llegaremos empezando por la identidad del Alquimista.
¿Quién es el Alquimista?

Artwork by Justin Wong

Antes de entregar la llave de hierro al Alquimista, Pate pide ver la cara del hombre. Aunque él mismo no lo reconoce, los lectores ciertamente pueden hacerlo.
Era sólo un hombre, y su rostro era sólo un rustro. El rostro de un joven, ordinario, con las mejillas grandes y la sombra de una barba. Una cicatriz se reflejaba ligeramente en su mejilla derecha. Tenía una nariz ganchuda y una mata de cabellos negros y densos que se rizaban alrededor de sus orejas. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Jaqen pasó una mano por su rostro desde la frente hasta la barbilla, y por donde pasaba iba cambiando. Sus mejillas se agrandaron, sus ojos se acercaron; su nariz se volvió ganchuda, una cicatriz apareció en su mejilla derecha donde no había habido cicatrices antes. Y cuando sacudió la cabeza, su largo cabello lacio, medio rojo y medio blanco, se disolvió para revelar una mata de rizos negros y apretados. (Choque de Reyes, Arya IX)
El Alquimista parece compartir varios rasgos de identidad con el Hombre Sin Rostro que conocemos como "Jaqen H'ghar", o mejor dicho, con uno de sus disfraces. Las descripciones coincidentes son definitivamente un buen indicador de que estamos siguiendo la pista, pero si queremos estar seguros, siempre es bueno tener más de una evidencia.
"No te conozco."
“Tampoco yo.”
"¿Quién eres?"
"Un extraño. Nadie. De verdad. "(Festín de Cuervos, Prólogo)
Las cosas que dice en este corto intercambio están estrechamente relacionadas con los Hombres Sin Rostro. En primer lugar, la afirmación del Alquimista de que no conoce a Pate, se alinea con el modus operandi de los Hombres Sin Rostro:
"Conozco a este hombre", oyó decir a un sacerdote con la cara de una víctima de plaga. “Conozco a este hombre,” repitió el hombre gordo, mientras ella le servía. Pero el hombre bondadoso dijo: "Yo le daré a este hombre el regalo, yo no lo conozco." (Danza de Dragones, La Niña Fea)
Además, el Alquimista se llama a sí mismo "un extraño". El extraño representa la muerte en la Fe de los Siete, y los Hombres sin Rostro lo adoran como una de las caras del Dios de Muchos Rostros.
"El de Muchos Rostros".
“Y muchos nombres” dijo el amable hombre. "En Qohor es la Cabra Negro, en Yi Ti el León de la Noche, en Poniente el Desconocido. (Festín de Cuervos, Gata de los Canales)
Él se llama a sí mismo "nadie". Los Hombres sin Rostro renuncian a su propia identidad al servicio del Dios de Muchos Rostros y comienzan a referirse a sí mismos como "nadie".
Sólo el hombre bondadoso conocía la Lengua Común. “¿Quién eres?” le preguntaba todos los días. "Nadie," ella respondería, ella que había sido Arya de la Casa Stark, Arya Entrelospiés, Arya Caracaballo. (Festín de Cuervos, Arya II)
Y finalmente, su método de asesinar también se asemeja a la forma en que Arya asesina al estafador Braavosi en Danza de Dragones, haciéndolo morder un dragón de oro envenenado.
Nunca miró a las monedas. En su lugar, las mordió, siempre del lado izquierdo de su boca, donde todavía tenía todos los dientes. (Danza de Dragones, La niña fea)
“El dragón de oro de Poniente” dijo el hombre bondadoso. “¿Y cómo lo has conseguido? No somos ladrones.”
“No fue robado. Tomé uno de los suyos, pero le dejé uno de los nuestros.”
El hombre bondadoso comprendió. "Y con esa moneda y las demás en su bolsa, pagó a un hombre determinado. Poco después el corazón de ese hombre se detuvo. ¿Esa fue la manera en que ocurrió? Muy triste. "(Danza de Dragones, La niña fea)
Así que no sólo la descripción física encaja, sino que George R. R. Martin también define algunas conexiones importantes entre el Alquimista y los Hombres sin Rostro.
Con pistas como estas, podemos concluir con una certeza razonable que el Alquimista es de hecho el Hombre Sin Rostro conocido por nosotros como "Jaqen H'ghar", y lo llamaremos Jaqen de ahora en adelante.
Llegamos a nuestra conclusión acerca de la identidad del Alquimista porque no nos restringimos a un único punto de vista. La solución estaba escondida en un capítulo de Arya en Choque de Reyes.
Veamos si la estrategia resulta útil para averiguar qué está haciendo Jaqen en Antigua.

¿Cuál es el trabajo de Jaqen?



Ha pasado mucho tiempo desde que vimos Jaqen por última vez, y no sabemos con certeza lo que ha estado haciendo. Así que en su lugar, vamos a preguntarnos cuál podría ser el propósito de la llave de hierro, y veremos si podemos encontrar algunas pistas que podrían darnos una mejor idea de la misión de Jaqen.
Antes de entregar la llave, Pate le pregunta qué piensa hacer con ella, pero lamentablemente él no le da una respuesta. Tal vez haya una pista en el texto que podría ayudarnos a entenderlo.
Algo hizo a Pate vacilar. "¿Es un libro lo que quieres?" Se decía que algunos de los viejos pergaminos Valyrios en las bóvedas cerradas eran las únicas copias que sobrevivían en el mundo. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Interesante. Pate menciona las bóvedas cerradas que supuestamente contienen cosas raras, como los antiguos pergaminos Valyrios. ¿Hay algo más que podamos averiguar sobre estos pergaminos?
Pate no es la persona más educada, así que esto es todo lo que recibimos de él. Pero hay un personaje diferente, que se enorgullece de su propio conocimiento. Tal vez un cierto enano puede decirnos más sobre los secretos que la Ciudadela podría guardar.
Y, por supuesto, había incluso menos posibilidades de que llegara al tomo fragmentado, anónimo y empapado de sangre, a veces llamado Sangre y Fuego y a veces La muerte de los Dragones, cuya única copia sobreviviente estaba supuestamente escondida en una bóveda cerrada bajo la ciudadela . (Danza de Dragones, Tyrion IV)
Ahí lo tenemos. Según Tyrion, estas bóvedas cerradas que Pate mencionó supuestamente ocultan un antiguo libro sobre dragones llamado Sangre y Fuego o La Muerte de los Dragones.
Así que ahora tenemos:
·        Una llave que abre todas las puertas de la Ciudadela
·        Bóvedas cerradas que contienen cosas raras y antiguas
·        Un libro legendario llamado Sangre y Fuego
Esto debería ser suficiente para decir que Jaqen probablemente tomó la llave para tratar de encontrar Sangre y Fuego.
¿Pero por qué estaría buscando este libro?
La cuestión de por qué Jaqen llegó a Antigua en primer lugar está fuera del alcance de este ensayo. Déjenme que diga en este punto que hay una idea popular que implica un cuervo ahogado, un hombre sin rostro y un huevo de dragón.
Tampoco vamos a especular en este punto sobre una agenda oculta de los Hombres sin Rostro como institución. Es un desafío importante desentrañar la primera capa de evidencia, así que no nos adelantamos a nosotros mismos.
En su lugar, volveremos al Prólogo nuevamente, y averiguaremos si hay alguien más que pueda estar involucrado en este plan.

¿Quién está sospechosamente interesado en los dragones?




Artwork by zertallis
Encontramos algunas pistas sencillas a simple vista que nos llevaron a algunas conclusiones simples sobre la identidad del Alquimista y sobre su misión, y se alinearon con el tema subyacente del Prólogo. Tal vez George R. R. Martin también nos ha dado algunas pistas sobre quién más podría estar involucrado.
Si asumimos por un momento que hemos hecho todo correctamente hasta ahora, entonces la siguiente cosa a buscar es quién estaría interesado en buscar un libro perdido sobre dragones.
Así que volvamos al Prólogo, cuando Leo Tyrell aparece.
Ademas de insultar a todo el mundo, Leo también nos da su opinión sobre los dragones, que es sorprendentemente precisa. No guarda ningún secreto de dónde ha estado sacando sus opiniones.
"La hija del Rey Loco está viva, y ella ha eclosionado tres dragones." (Festín de Cuervos, Prologo)
"Cada hombre de cada barco que navegó a cien leguas de Qarth está hablando de estos dragones. Algunos incluso te dirán que los han visto. El Mago se inclina a creerles." (Festín de Cuervos, Prologo)
“El Archimaestre Marwyn cree en muchas cosas curiosas” dijo, “pero no tiene más pruebas de dragones que Mollander. Sólo más historias de marineros.”
“Estás equivocado” dijo Leo. "Hay una vela de vidrio ardiendo en las cámaras del Mago." (Festín de Cuervos, Prologo)
"Dragones y cosas más oscuras," dijo Leo. "Las ovejas grises cerraron sus ojos, pero el mastín ve la verdad. Los viejos poderes se despiertan. Las sombras se revuelven. Una era de asombro y terror pronto estará sobre nosotros, una era de dioses y héroes." (Festín de Cuervos, Prologo)
El Archimaestre Marwyn está muy interesado en los dragones, por decirlo suavemente. Ha logrado encender una vela de vidrio, y lo utilizó para confirmar que Daenerys Targaryen ha eclosionado tres huevos de dragón. En su opinión, esta llegando una nueva era en la que los dragones tienen un papel importante que desempeñar, y la Ciudadela está cerrando sus ojos a ella.
Toda la conversación en el Prólogo conduce al papel de Marwyn en la trama de los dragones. Vamos a echarle un vistazo más de cerca, y ver si podemos encontrar alguna evidencia de que él es nuestro candidato.

¿Quién es Marwyn el Mago?



Artwork by Fantasy Flight Games

Marwyn es el Archimaestre de los Misterios Superiores, que le da una máscara, un anillo y un bastón hechos de acero Valyrio.
Similar a cómo el acero de Valyrio es especial entre los metales, Marwyn es especial también.
El Mago no era como otros maestres.
La gente decía que se rodeaba de putas y de hechiceros escondidos, hablaba con Ibbeneses velludos y negros de las Islas de Verano en sus propias lenguas, y que ofrecía sacrificios a dioses extraños en los templos de los marineros cercanos a los muelles. Los hombres hablaban de verlo en el submundo, en cuevas de ratas y burdeles negros, conspirando con titiriteros, bardos, mercenarios e incluso mendigos. Algunos incluso rumoreaban que una vez había matado a un hombre con los puños. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Él practica la brujería y generalmente pasa el tiempo con la gente extraña. El Maestre Luwin nos habla de la visión de la Ciudadela sobre la magia en Choque de Reyes.
“Éste es el acero Valyrio”  dijo cuando el eslabón de metal gris oscuro yacía contra la manzana de su garganta. “Sólo un maestre en cien lleva ese eslabón. Esto significa que he estudiado lo que la Ciudadela llama los misterios superiores - magia, a falta de una palabra mejor. Una búsqueda fascinante, pero de poca utilidad, por lo cual tan pocos maestres se molestan con ello. (Choque de Reyes, Bran IV)
La ciudadela claramente no tiene una opinión muy alta de los misterios superiores.
A Qyburn, nuestro torturador y nigromante favorito, le quitaron la cadena de maestre por practicar las artes oscuras y experimentar con cuerpos vivos. Sólo uno de los archimaestres estaba de su lado.
Qyburn abrió sus manos. “Sin embargo, a los archimaestres no les gustaba mi pensamiento. Bueno, a Marwyn si, pero él era el único." (Tormenta de Espadas, Jaime VI)
No debería sorprendernos que Marwyn y los archimaestres no sólo tengan una diferencia de opiniones, sino que se desprecian mutuamente.
"Los archimaestres son todos cobardes de corazón. La oveja gris, Marwyn los llama. "(Qyburn en Festín de Cuervos, Cersei II)
Leo bostezó. "El mar es húmedo, el sol es cálido, y la casa de fieras odia al mastín." (Festín de Cuervos, Prologo)
En resumen: Marwyn se asocia con gente extraña de todo el mundo, él tiene una pasión por la brujería, y al momento del Prólogo, él está muy interesado en dragones.
¿Pero hay algo más concreto para conectarlo con lo que Jaqen está haciendo en Antigua?

La motivación de Marwyn



Artwork by Nicole Cardiff

Antes de seguir adelante, ¿no aprendimos que cada archimaestre tiene su propia llave de hierro? Si Marwyn quiere tanto este libro ¿no puede simplemente tomar su llave, bajar a las bóvedas, y buscarlo él mismo?
Por si acaso, volvamos y veamos exactamente lo que dice el texto.
La llave era vieja y pesada, hecha de hierro negro; supuestamente abría todas las puertas de la Ciudadela. Sólo los archimaestres tenían ese tipo de llaves. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Está bien, así que no dice que cada archimaestre tenía una llave, sólo que únicamente se conceden a los archimaestres.
Con la relación de Marwyn con los otros archimaestres tal como es, parece casi absurdo pensar que le darían acceso ilimitado a cada secreto de la Ciudadela.
Entonces ¿Hay algo más aparte de su interés en los dragones, que podría conectarlo con la misión de Jaqen?
Cuando Marwyn regresó a Antigua, después de pasar ocho años en el este viajando por tierras lejanas, en busca de libros perdidos y estudiando con brujos y atasombras, Vinagre Vaellyn lo había apodado "Marwyn el Mago" (Festín de Cuervos, Prologo)
“¿Qué lectura es tan urgente que deja a sus invitados sin un anfitrión?”
"El Libro de los Libros Perdidos del Archimaestre Marwyn" (Festín de Cuervos, La hija del Kraken)
Más claro, échale agua. Marwyn no sólo busca libros perdidos, sino que incluso escribió su propio libro sobre el tema!
Así que está su interés en dragones y libros perdidos por una parte, y la búsqueda de Jaqen de un libro perdido sobre dragones, por otra parte. Es difícil creer que estas conexiones son coincidencias, ya que hemos tenido cuidado de no sacar conclusiones extrañas, o tomar pasajes de texto fuera de contexto.
Lo que podemos decir ahora es que Jaqen y Marwyn son probablemente ambos en busca de este libro. Pero no sabemos si están trabajando juntos para encontrarlo, o uno contra el otro.
Vamos a averiguarlo, volviendo al Cálamo y el Pichel una última vez.

El peón del Mago



Artwork by Caffeine

Estamos en el punto donde podemos sacar las conclusiones que tenemos, y ver si podemos encontrar algunas pistas más que apoyan nuestras ideas.
Si Marwyn y Jaqen están trabajando juntos para adquirir la llave de hierro, entonces el Prólogo podría contener más pistas sutiles sobre esto. Intentaremos establecer una conexión entre Marwyn y Jaqen prestando más atención al comportamiento de un tercer personaje.
Los fans de Canción de Hielo y Fuego saben que George R. R. Martin es bueno en esconder pistas a simple vista. Algunos pasajes de repente comienzan a tener sentido en una relectura, porque tenemos algunas ideas más específicas en mente.
Por ejemplo, consideremos esta pista sutil para la teoría popular de R + L = J:
Hubiera sido más fácil si Arya hubiera sido una bastarda, como su medio hermano Jon. Ella incluso se parecía a Jon, con el rostro largo y pelo castaño de los Starks, y nada de su señora madre en su rostro o su color. (Juego de Tronos, Sansa I)
“Lyanna podría haber llevado una espada, si mi señor padre lo hubiera permitido. A veces me recuerdas a ella. Incluso te pareces a ella."(Juego de Tronos, Arya II)
George traza una conexión entre Jon Nieve y Lyanna Stark comparándolo con Arya, y a ella con Lyanna. En una primera lectura, es casi imposible pensar en esto como una pista de nada, porque nos falta el contexto. Pero la segunda vez, pasajes como este empiezan a resaltar y empiezan a tener más sentido.
Así que si asumimos que Marwyn y Jaqen están trabajando juntos para adquirir la llave de hierro, entonces podemos concluir con seguridad que él querría que el encuentro entre Jaqen y Pate vaya sin complicaciones.
Con esto en mente, ahora vamos a considerar la idea de que Marwyn envió a Leo Tyrell como un peón, y ver si su comportamiento se alinea.
Recuerden, Pate debía reunirse con Jaqen en el Cálamo y el Pichel, pero se encontró con un grupo de amigos en su lugar y se unió a ellos. Jaqen no podía acercarse a él sin ser visto, así que esperó. Probablemente no se molestó por esto, ya que los Hombres sin Rostro son personas muy pacientes.
Al día siguiente, a la vuelta de la luna, un año a partir de este día, vendrá. Un hombre no vuela como un pájaro, pero un pie se mueve y luego otro y un día un hombre está allí, y un rey muere. (Choque de Reyes, Arya IX)
Pero en el último capítulo de Festín de Cuervos aprendemos que la paciencia no es una de las virtudes de Marwyn:
“¿Dónde ha ido?” preguntó Sam, desconcertado.
“A los muelles. El Mago no es un hombre que cree en perder el tiempo.” Alleras sonrió. (Festín de Cuervos, Samwell V)
Así que otra conclusión muy segura es que a Marwyn probablemente no le gustaría que uno de sus planes se haya retrasado.
Pero el pasaje continúa revelando mucho más sobre su modus operandi:
Alleras sonrió. "Tengo una confesión. El nuestro no fue un encuentro fortuito, Sam. El Mago me envió a buscarte antes de que hables con Theobald. Él sabía que ibas a venir.
"¿Cómo?"
Alleras asintió con la cabeza ante la vela de vidrio. (Festín de Cuervos, Samwell V)
Alleras revela que Marwyn espía en Antigua a través de su vela de vidrio, que sabemos que ya había encendido al momento del Prólogo, y que por lo menos una vez ha interferido en los acontecimientos enviando uno de sus peones.
Ahora que sabemos un poco más sobre el personaje de Marwyn y su manera de hacer las cosas, veamos si podemos detectar su sello al examinar el papel de Leo Tyrell en el Prólogo.
Armen inmediatamente nota algo sospechoso sobre la repentina aparición de Leo en el Cálamo y el Pichel.
Armen frunció el ceño. "León. Mi señor. Había entendido que todavía estabas confinado a la Ciudadela para..."
"...tres días más." Leo el Vago se encogió de hombros. “Perestan dice que el mundo tiene cuarenta mil años. Mollos dice quinientos mil. ¿Qué son tres días, te pregunto?" (Choque de Reyes, Prologo)
Leo está desviando la atención de la pregunta. No dice quién lo ha liberado tres días antes, ni con qué propósito. Hay algo más que es curioso. Pate nota manchas rojas en la ropa de Leo, las cuales toma por restos del vino rojo:
El vino que había goteado por su frente había sido de un rojo robusto, a juzgar por el color de las manchas. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Leo tiene manchas de vino tinto en su ropa, pero después se describe a sí mismo como un hombre del Dorado del Rejo no una vez, sino dos veces.
"Cómprame una copa de Dorado del Rejo, Hopfrog, y tal vez no le informe a mi padre de tu brindis." (Festín de Cuervos, Prólogo)
“Muy lejos de mí estaría impedirte la cata de orina” dijo Leo. "Yo mismo, prefiero el sabor del Dorado del Rejo." (Festín de Cuervos, Prologo)
Esto honestamente podría no significar nada, pero en el último capítulo de Festín de Cuervos, una posibilidad muy divertida se revela.
“Nacido entre la sal y el humo, bajo una estrella sangrante. Conozco la profecía.” Marwyn giró la cabeza y escupió una gota de flema roja en el suelo. (Festín de Cuervos, Samwell V)
Marywn rió con una sonrisa espantosa, el jugo de la hojamarga corriendo entre sus dientes. "¿Quién crees que mató a todos los dragones la última vez? ¿Galantes asesinos de dragones armados con espadas?" Escupió. (Festín de Cuervos, Samwell V)
Si el propio Leo prefiere el vino blanco, entonces tal vez las manchas rojas de su ropa podrían indicar que hace muy poco había estado con alguien que masticaba hojamarga. Y tiene el hábito de escupir en interiores.
Que las manchas rojas sean el daño colateral por estar demasiado cerca de Marwyn, no es suficiente para que la teoría funcione. Es otra sutil evidencia que GRRM potencialmente inserta en la escena para establecer una conexión entre Marwyn y Leo.
De todas maneras, hay algunas inconsistencias que podrían indicar que hay algo más en la presencia de Leo en el Cálamo y el Pichel, de lo que inicialmente asumimos.
Echemos un vistazo a su comportamiento ahora. Para hacerlo corto, Leo actúa como si quisiera ganar el premio del idiota del día.
“Una voz suave y astuta gritó detrás de él. "Siempre supe que eras un traidor, Hopfrog." (Festín de Cuervos, Prologo)
“¿Tres?” preguntó Roone, asombrado.
Leo le palmeó la mano. "Más de dos y menos de cuatro. No intentaría mi eslabón de oro aún, si fuera tú. "(Festín de Cuervos, Prologo)
Los ojos de Leo eran avellana, brillantes de vino y malicia. “Tu madre era un mono de las Islas de Verano. El Dorniense se coje a cualquier cosa con un agujero entre sus piernas. Sin ofender. Tú puedes ser marrón como una nuez, pero al menos te bañas. A diferencia de nuestro chico porcino manchado." (Festín de Cuervos, Prologo)
En caso de que no lo hayan adivinado, aparentemente así es como pides un favor. Sí, Leo está pidiendo a los demás que le compren una copa de Dorado del Rejo.
“Cómprame una copa de Dorado del Rejo, Hopfrog, y tal vez no le informe a mi padre de tu brindis. Las fichas se volvieron contra mí en el Checkered Hazard, y desperdicié mi última moneda en la cena. Cochinillo en salsa de ciruela, relleno de castañas y trufas blancas. Un hombre debe comer. ¿Qué comieron ustedes?
"Cordero," murmuró Mollander. No parecía muy complacido. "Compartimos un montón de cordero hervido".
"Estoy seguro de que estaba apetitoso." (Festín de Cuervos, Prologo)
Sorprendentemente, señalando cómo se jugó la mayor parte de su dinero, y se gastó el resto en comida que no podía permitirse, no le hace ganarse ninguna simpatía. Entonces, cuando incluso Armen ha tenido suficiente de la charla de Leo sobre Marwyn, los misterios superiores y sus insultos contra los maestres, sugiere irse.
"Dragones y cosas más oscuras", dijo Leo. "Las ovejas grises cerraron sus ojos, pero el mastín ve la verdad. Los viejos poderes se despiertan. Las sombras se agitan. Una era de asombro y terror pronto estará sobre nosotros, una era de dioses y héroes." Se estiró, sonriendo con su perezosa sonrisa. “Eso vale una ronda, diría yo.”
“Hemos bebido bastante” dijo Armen. “La mañana vendrá antes de lo que nos gustaría, y el Archimaestre Ebrose hablará sobre las propiedades de la orina. Aquellos que quieran forjar un eslabón de plata harían bien en no perderse su charla." (Festín de Cuervos, Prologo)
... y los demás no necesitan convencerse mucho.
“Muy lejos de mí esta impedirte la cata de orina” dijo Leo. "Yo prefiero el sabor del Dorado del Rejo."
"Si la elección es orina o tú, beberé orina." Mollander se apartó de la mesa. “Vamos, Roone.”
La Esfinge tomó su arco. "Va a ser cama para mí también. Espero soñar con dragones y velas de vidrio." (Festín de Cuervos, Prologo)
Si el objetivo de Leo era conseguir que la reunión se dispersara, entonces tuvo éxito.
Pero esperen! Si todos salían juntos, Jaqen todavía no podía acercarse a Pate, ¿no? Así que si Leo estaba actuando en nombre de Marwyn, entonces esto no sería suficiente.
Veamos cómo sigue.
“¿Todos ustedes?” Leo se encogió de hombros. “Bueno, Rosey se quedará. Tal vez despertaré a nuestro pequeño caramelo y la haré mujer." (Festín de Cuervos, Prologo)
Bueno, si eso era intencional, entonces fue movimiento sutil.
Pate tiene la intención de quedarse de cualquier manera, con la esperanza de que el Alquimista todavía aparecerá, pero Leo no sabe esto. Desde su perspectiva, decir que le haría a Rosey una visita sería una buena manera de evitar que Pate se fuera con el grupo.
"No todavía", dijo a sus amigos. “Voy a quedarme un rato. Todavía no amanecía, no completamente. El alquimista podría venir todavía, y Pate quería estar allí si lo hacía. (Festín de Cuervos, Prólogo)
De cualquier manera, Pate se queda, y podemos ver lo que Leo hace después de estar a solas con él.
“¿Cómo está nuestra encantadora pequeña Rosey?”
“Está durmiendo” dijo Pate secamente.
"Desnuda, no dudo." Leo sonrió. “¿Crees que vale realmente un dragón? Un día supongo que tendré que averiguarlo.”
Pate sabía que no debía responder a eso.
Leo no necesitó respuesta. "Espero que una vez que me haya metido dentro de ella, su precio caerá a donde incluso los cerdos puedan pagarla. Deberías darme las gracias." (Festín de Cuervos, Prologo)
Déjalo, se dijo Pate. Dice estas cosas sólo para herirme. (Festín de Cuervos, Prólogo)
Vamos a darle al hombre un poco de crédito por un momento y pensar en lo que logra al decir estas cosas.
  • Primero él alborota a Pate poniendo la imagen de una Rosey desnuda en su cabeza.
  • Luego le recuerda que todo lo que se necesita para reclamarla es un dragón dorado.
  • Por último, al amenazar con reclamarla por sí mismo algún día pronto, introduce un elemento de reloj tic-tac.
Superficialmente se ve como el comportamiento de un imbécil, pero una mirada más cercana revela que también es sorprendentemente consistente con una manipulación.
Si Leo sólo quería provocar a Pate, ¿entonces no haría esto para obtener una reacción de él? Sin embargo, cuando Pate reacciona, Leo no parece interesado. Sólo le dice que se vaya.
"Deja a Rosey," dijo yéndose. "Solo déjala, o te mataré." Leo Tyrell se sacudió el cabello. "No lucho duelos con cerdos. Vete." (Festín de Cuervos, Prólogo)
Pate deja el Cálamo y el Pichel, solo, y pronto es abordado por el alquimista. Ya sabemos cómo fue eso.
Si Leo estaba actuando en nombre de Marwyn, entonces logró dispersar la reunión, separando a Pate de sus amigos y manipulándolo para que quiera aceptar el trato del Alquimista. Todo eso llevó a Jaqen a alcanzar a Pate en el camino a casa para tomar la llave.
Así que no sólo hay pistas de que hay algo sospechoso acerca de la presencia de Leo Tyrell en el Cálamo y el Pichel, sino que su comportamiento también es perfectamente compatible con la idea de que está actuando como peón de Marwyn.
Hay más cosas a considerar, ya que Jaqen aparece de nuevo en la historia después de su reunión con Pate. Pero eso es un tema para un próximo ensayo.

Conclusión




Artwork by Juan Carlos Barquet

En este ensayo exploramos el papel del Alquimista examinando de cerca el prólogo de Festín de Cuervos. Descubrimos que es casi seguro que es el Hombre sin Rostro Jaqen H'ghar. Hay pistas claras que conectan la llave de hierro que tomó con Sangre y Fuego, un legendario libro sobre dragones, que supuestamente está escondido en las bóvedas cerradas bajo la Ciudadela. Otras investigaciones nos llevaron al archimaestre Marwyn, que no sólo está muy interesado en los dragones, sino también en la búsqueda de libros perdidos, lo que lo convierte en el candidato perfecto para ser el compañero de Jaqen en el crimen. Echamos un vistazo más de cerca a Leo Tyrell, y determinamos que su comportamiento es consistente con él actuando como peón de Marwyn, llevando a que la reunión de Jaqen con Pate sea retrasada. Esto apoyó la idea de que Marwyn y Jaqen están trabajando hacia un objetivo común en el Prólogo, obteniendo la llave de hierro.
Nos mantuvimos cerca del texto, revisamos dos veces nuestra evidencia, y nos aferramos a las suposiciones más sencillas al extraer nuestras conclusiones. Como resultado, parece que el Archimaestre Marwyn y Jaqen H'ghar trabajaron juntos para adquirir una llave de hierro y la usaron para buscar el legendario libro Sangre y Fuego, supuestamente escondido en una de las bóvedas cerradas debajo de la Ciudadela.
Todavía no hemos terminado, todavía hay muchas preguntas abiertas. ¿Qué hizo Jaqen entre Choque de Reyes y Festín de Cuervos, y se relaciona con su misión en Antigua? ¿Están Jaqen y Marwyn del mismo lado, o simplemente tienen una alianza temporal? ¿Quién contactó con quién, y por qué razón? Estas son preguntas para más adelante, pero la evidencia sugiere que estamos en el camino correcto.
No cometamos el error de sobrestimar los resultados. Todavía estamos interpretando un libro, no construyendo una hipótesis matemática, así que todavía hay mucha subjetividad involucrada. Lo que se nos ocurrió es una explicación sencilla, pero incompleta, de un misterio. La idea se ajusta a los temas de la historia y tiene algunas pruebas textuales para respaldarlo. Pero la gente puede estar en desacuerdo con las conclusiones, y alguien podría haber llegado a una mejor interpretación.
Esto podría no sonar tan emocionante como desentrañar una conspiración loca que implica a varias facciones que están secretamente trabajando juntos para tirar de las cuerdas detrás de cada acontecimiento histórico importante...
Pero si seguimos cavando, ¿quién sabe qué más podemos encontrar?
Hay mucho más por descubrir. Al final de Festín de Cuervos, Samwell Tarly se encuentra con el Archimaestre Marwyn, quien al parecer tomó su vela de vidrio y se trasladó a la Isla de los Cuervos, al Grajal del Archimaestre Walgrave. Sam consigue una habitación muy cerca de los cuervos blancos, y una litera con un chico espeluznante. ¿Cómo se van a llevar esos dos? ¿Los cuervos parlantes van a molestar a Sam tanto como molestaron a Pate? ¿Cómo se relaciona todo esto con la naturaleza de la profecía, y un enigma misterioso sobre una Esfinge?

Un agradecimiento especial a JoeMagician por sus comentarios, y a BryndenBFish por proporcionar ayuda en cada paso del camino, especialmente la edición, pero también por no molestarse por la catarata de actualizaciones de progreso durante las últimas tres semanas!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario